Babelcube: ¿funciona de verdad?

Tras leer varios comentarios acerca de esta nueva plataforma en redes sociales y otros blogs, creo que puede ser útil exponer la experiencia de una traductora que los conoce de primera mano. ¿Quién? Una servidora.

Babelcube

Babelcube se vende como una plataforma para poner en contacto a editores, traductores y autores para sacar libros —en general novelas— al extranjero. Se ofrecen como una alternativa a las editoriales y no parece tener más que ventajas: para los autores es perfecto, pues traducen sus libros con coste cero; y para los traductores noveles que no encuentran su hueco en el complicado mundo editorial prometen una forma fácil de comenzar a traducir.

Bien, en la página de inicio podemos conocer el funcionamiento de esta plataforma: cómo solicitar el libro, cómo comunicarnos con el autor, cuáles son los plazos y, finalmente, los pagos. Lo que tiene de novedoso esta plataforma es que los beneficios se reparten. De este modo, el autor no tiene que hacer una gran inversión en la traducción de su obra. Si observáis el esquema de royalties de la web, veréis que los porcentajes de beneficios del autor y el traductor varían a medida que aumentan las ventas y, además, hay un porcentaje fijo para Babelcube, quien hace las veces de editorial. Bueno, si te encuentras con un best seller no está nada mal, ¿verdad? Además Babelcube se encargará de publicarlo y hacer campañas publicitarias, porque a ellos también les interesa vender el libro, ¿no?

La verdad es que mi experiencia se aleja un poco de todas las bondades que Babelcube dice tener. Los conocí por casualidad, aún no he logrado recordar cómo, justo cuando empezaban. La traducción literaria siempre me había encantado y al mismo tiempo, era el sector en el que más complicado me parecía entrar. Había escuchado muchas cosas de la hermeticidad de las editoriales y los altos niveles de competencia, así que cuando descubrí esta opción, me pareció un buen arranque. Al fin y al cabo, era una manera sencilla de ganar experiencia.

Abrí una cuenta en marzo de 2014. Es fácil: entras, creas un perfil y seleccionas tu combinación de idiomas. Después puedes elegir si quieres trabajar como traductor o como revisor de un equipo de traductores y, si eliges trabajar únicamente como traductor, puedes solicitar que alguien te corrija. Bien, no sé cómo es la situación ahora, pero en ese momento no había ningún revisor de mi combinación, alemán – español, así que no me quedó más remedio que trabajar sola.

Tras esto, puedes buscar libros en tu combinación de lenguas y ver su perfil. Los autores están obligados a informar sobre las supuestas ventas de la obra en el idioma original, además de dar un resumen del libro y un pequeño texto de muestra. Y digo supuestas, porque ni Babelcube ni nadie comprueba la cifra que ofrece el autor.

Bueno, seguimos con el proceso: cuando encuentras un libro de tu agrado, solicitas al autor ser su traductor, propones un plazo de entrega y él lo aprueba o declina y te envía un documento con las diez primeras páginas de la obra. Hay que traducir estas diez primeras páginas para que el autor evalúe tu trabajo y acepte o rechace definitivamente que traduzcas la obra entera. Otro mito: el primer autor con el que trabajé me mandó un mensaje, aproximadamente dos horas después de que enviase la traducción, que decía «Magnífica traducción. Adelante.» Meses después me confesó que no entendía ni una palabra de español. Nosotros, traductores, no conocemos la cifra real de las ventas, pero yo podría haberle dado una versión extendida de la receta de la empanada de bonito y nadie se habría dado cuenta. Es verdad que el autor podría contratar a un corrector para revisar la traducción, pero, según mi experiencia, no lo hacen. Al fin y al cabo si acceden a esa plataforma es de suponer que su presupuesto tiende más bien a cero.

Cuando la traducción está terminada, se sube a la plataforma y el autor da el último visto bueno. ¿Puede decir que no? Puede y el contrato estipula que, si el autor rechaza la última versión del libro y ni el traductor ni Babelcube aceptan sus argumentos, debe pagar 500 $ al traductor en compensación del tiempo perdido. No es mucho, podéis pensar, pero es bastante más de lo que he ganado hasta ahora con mis dos libros. Ahora os cuento.

Cuando todo está en orden, empieza la magia editorial: Babelcube sube el libro a las plataformas de venta (iTunes, Amazon, Google Play…). Fin de la magia editorial. Babelcube no hace absolutamente nada más. En teoría se tendrían que encargar de la radioactivespanisch2fertigpublicidad del libro, pero hasta ahora no he visto nada semejante. Según mi experiencia, todas las labores de promoción las realizan el autor y el traductor, si se ponen de acuerdo y ambos están dispuestos. La realidad es que es muy difícil hacer visible un libro en las grandes plataformas y las ventas no aumentan.

Mi experiencia hasta ahora: he traducido dos novelas y a día de hoy —precisamente mientras escribía esta entrada me ha llegado el email con la información de los royalties de enero— se han vendido 93 copias de uno de ellos y la friolera de 7 copias del otro. Pensaréis que el primero debe de ser un exitazo. Bueno, la verdad es que no está nada mal, pero el secreto de su éxito está en que estuvo en la sección de Novedades de Ciencia Ficción en iTunes durante un mes y era uno de los primeros libros que aparecían cuando buscabas literatura de ese género. Esto no fue una estrategia de venta de Babelcube, sino que durante ese mes no se publicaron más libros y la sección de Novedades permaneció inmóvil.

Por esas 100 copias vendidas he ganado 75,62 $. Juzguen ustedes mismos.

¿Inconvenientes?

Tú traduces, tú revisas, tú maquetas, tú promocionas. Como comprenderéis, es muy difícil tomar la decisión de invertir en un compañero que revise la traducción sin saber si vas a cobrar un solo euro y no todo el mundo está dispuesto a trabajar por un porcentaje de los beneficios.

Además de todo lo que ya os he contado, la sede de Babelcube está en Nueva York, con el gasto fiscal que ello supone para los traductores y autores fuera de EE. UU. Por otro lado, solo permiten el pago por Paypal y no dicen nada de esto en el contrato, así que si no se te ha ocurrido preguntarlo, te enteras cuando te piden los datos para ingresarte tus primeros eurillos. Por cierto, no se realiza el primer pago hasta que sumas un mínimo de 50 $.

Hasta hace un mes no publicaban en papel y ahora lo hacen solo si lo solicita el autor.

¿Ventajas?

Aunque pone bastante del hígado que la plataforma no haga prácticamente nada, esto tiene la ventaja de que tienes contacto directo con el autor: puedes escribirle las veces que quieras para preguntarle dudas.

Además, puedes rehacer y volver a subir la traducción cuantas veces quieras. Esto no está nada mal trabajando solo, puesto que alejándonos un poco del texto, vemos la traducción con otros ojos y podemos mejorar cosas en las que antes no habíamos caído.

La parte buena de hacerlo todo uno mismo es que se aprende muchísimo. La parte mala es que no se aprende de las correcciones de los demás.

Conclusión: 

No es una mala experiencia si tienes tiempo y ganas de obtener algo de experiencia en traducción, pero creo que lo que ofrecen está bastante alejado de lo que hacen en realidad. Yo he dejado de trabajar con ellos, pero tras esto la autora de mi «best seller» (sí, el de las 93 copiazas) y yo hemos publicado juntas un par de cosas y así establecemos nosotras mismas los plazos, pagos y acciones de propaganda y ese 15% de la plataforma desaparece.

¿Qué os parece a vosotros? ¿Os atreveríais a probar con este tipo de sistema?

Anuncios

20 comentarios en “Babelcube: ¿funciona de verdad?

  1. Hola. ¿Podrías explicarme en qué nos afecta esto que has dicho? «Además de todo lo que ya os he contado, la sede de Babelcube está en Nueva York, con el gasto fiscal que ello supone para los traductores y autores fuera de EE. UU.» Gracias 😀

      • Hola, ¿cómo funciona el tema de los impuestos con Babelcube? ¿Cómo se pagan? ¿Hay devolución?

        Saludos

      • Hola:

        Perdona por haber tardado tanto en responder, se me había pasado tu comentario.

        Como la sede de Babelcube está en Estados Unidos, en el acuerdo firmado con ellos rigen las normas fiscales de allí. Si no eres residente en EE. UU. y no tienes número de identificación fiscal estadounidense, toca pagar un impuesto del 30% que te descuentan ellos directamente antes de hacerte el pago. No tengo ni idea de si hay posibilidad de devolución, porque yo vivo y trabajo en Austria, pero creo que podrás encontrar más información en internet fácilmente.

        Un saludo.
        Inés

      • ¡Hola! Muchas gracias por escribir del tema, llevaba ya algo de tiempo buscando información sobre Babelcube. Te quería preguntar cuánto tiempo te tardaron en pagar. En diciembre se publicó un libro que traduje y las ventas no paran de subir pero a día de hoy la cuenta me sale a $0… sin contar que no responden a los e-mails…

      • Hola, Aranzazu:

        La verdad es que no sé por qué te sale la cuenta a 0$ si ya se han vendido varios libros. Ellos no te harán el pago por Paypal hasta que alcances los 50$, pero las ventas sí se van actualizando casi diariamente. En el apartado “Royalties” puedes ver los informes de ventas y royalties de cada mes. Ahora que estamos a final de mes deberían subir ya el de abril. A lo mejor cambia tu situación. Vete controlando y si no, sigue insistiendo por email. Pasan un poco de todo, pero acaban contestando.

        ¡Ánimo!
        Inés

  2. Pingback: Selfpublishing o el arte de publicar una traducción por cuenta propia. | El blog de macondo
  3. Pingback: Babelcube: ¿funciona de verdad? | FRANKYSPOILER´SCRT
  4. Hola, gracias por compartir tu experiencia, temo que no es muy redituable para los traductores que deben traducir una obra entera. En fin, quería preguntarte quién fija el precio de venta del ebook? Es el autor, el traductor o babelcube? Porque allí estaría la diferencia en cuanto a regalías… y otra cosa, babelcube te envía formulario para presentar impuestos?? Me interesaría traducir una novela al inglés, no sé si tú eres traductora de ese idioma también. Saludos!!

    • Hola, Cathryn. Gracias por leer mi blog.

      En Babelcube, es el autor quien fija el precio del libro y lo puedo cambiar cuantas veces quiera. De todos modos, por muy alto que sea el precio, si la labor de promoción no es buena, al final los beneficios tanto para el autor como el traductor serán escasos.

      Cuando te das de alta tienes que rellenar un formulario con tus datos fiscales para que ellos calculen el porcentaje de impuestos que tienen que retirar de tus pagos. En cuanto al resto, Babelcube hace el pago directamente a través de Paypal cuando tu saldo mensual es mayor de 50$. No solicitan factura y si tú necesitas hacerla, debes hablar con ellos y enviársela.

      Yo soy traductora de alemán e inglés, pero solo traduzco de estos idiomas al español, que es mi lengua materna. Siento no poder ayudarte en esto.

      Un saludo.
      Inés

  5. Hola, por la misma situación de que es una inversión de tiempo y de que los beneficios son dudosos, me interesaría intentarlo pero con proyectos que no me quitaran tanto tiempo ya que aún estoy estudiando traducción.
    ¿Dentro de Babelcube habrá obras que no sean tan extensas? ¡Gracias por tu tiempo y atención!

    • Hola, Ricardo:

      En Babelcube suele haber libros de todo tipo. Si te interesa, lo mejor es que te hagas un perfil (tardas 5 minutos) y compruebes tú mismo si hay alguno que se ajusta a lo que buscas.

      ¡Ánimo y suerte!

  6. Mi experiencia en Babelcube ha sido un fracaso absoluto. Creo que se han vendido cuatro copias del libro y una la compré yo, y eso que en español lleva miles de ejemplares solo en Amazon y está pirateada por todas las webs imaginables. En mi caso la traducción al inglés la comprobé y está bien, pero la del italiano -que por supuesto comprobé también- era una porquería y la rechacé. Babelcube estuvo de acuerdo y no pasó nada más que en ese tiempo me di cuenta de que no se vendía el libro en inglés y dejó de interesarme el tema de traducir mis libros. Por cierto, he renunciado a cobrar los royalties. Para unos céntimos, paso de dar mis datos bancarios.

  7. Hola, Inés. Gracias por compartir tu experiencia con nosotros. Yo me enteré hace bien poco de la existencia de Babelcube y me pareció una buena manera de conseguir experiencia, ya que estoy recién graduada en Traducción. Me gustaría preguntarte si sabes como está el tema de cara a la fiscalidad. Quiero decir, ¿es necesario que el traductor esté dado de alta de autónomo en su país, o cómo está el asunto en nuestro lado? Pregunto porque ya has explicado cómo es en el lado de Babelcube (empresa de EEUU con 30% de impuestos si estás fuera, etc.) pero yo aún estoy absolutamente verde en estos asuntos en el caso de la fiscalidad de traductores y me gustaría saber si, registrándome tal como estoy (en paro cobrando subsidio y sin estar dada de alta de autónomo) me supondría algún problema.
    Gracias

  8. Soy traductor. Dos libros traducidos en Babelcube hace dos años. Royalties hasta la fecha: 0,57 dólares. Claramente, esto es para pardillos (entre los que me incluyo) y sólo puede llegar a beneficiar al autor, nunca al traductor.

  9. Hola, Inés:

    He leído tu artículo con gran interés ya que me han solicitado la traducción de una novela del inglés al español. Te agradezco enormemente la información que haces pública y que compartes con todos nosotros. No obstante, hay un punto que me queda colgando: además del porcentaje que te puedas llevar por las ventas del libro traducido, ¿se supone que le envías un presupuesto al autor para que lo acepte o rechace? Es decir, ¿cobramos una tarifa pactada y además el porcentaje de royalties compartidos? Como primeriza que soy en traducción literaria (me gradué en Traducción e Interpretación en la Universidad de Vigo en el año 2014), estuve preguntando e indagando sobre las tarifas que se suelen cobrar en este ámbito para enviarle al autor mi mejor oferta, pero al ver el tema de los royalties, me ha generado confusión. ¿Podrías aclararme esta duda? Muchas gracias anticipadas y ¡buen día!

    • Hola, Natalia:

      Gracias por tu comentario. Me alegro de que esta información te haya sido útil. La verdad es que creo que a mí me hubiese servido de mucho antes de empezar con Babelcube.

      Creo que preguntas lo del presupuesto porque en su web, en “How it works for translators”, pone que hay que hacer una oferta y el autor decide la que mejor le haya parecido. En realidad, simplemente le mandas un email al autor ofreciéndote para traducir su libro y, de entre las ofertas, él elige al traductor que más le guste. Vamos, que no hay una tarifa base, el 100% de tus ingresos serán los royalties.

      Si tienes alguna duda más o quieres que hablemos más de este tema, mándame un email!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s